Show More

Apoyo psicológico en la transición a la jubilación.

No siempre se tiene claro cómo será la vida cotidiana tras la jubilación; en ocasiones, este importante cambio supone una ruptura de nuestra forma de vida mayor de lo esperado, dejándonos una sensación de incertidumbre, pérdida y carencia de sentido.

Una jubilación inesperada, no deseada o en un mal momento personal puede llevarnos a situaciones de soledad, tristeza e incluso depresión.

Prepararse para la transición a la jubilación o buscar apoyo si la jubilación no está siendo exitosa, comporta una serie de ventajas personales y beneficios, tales como:

mejora de la salud y el bienestar emocional, redescubrir nuevas oportunidades, incrementar una actitud positiva ignorando los mitos sobre la jubilación y el envejecimiento, fortalecer y ampliar las relaciones sociofamiliares, sentirse útil y proactivo, disfrutar del nuevo rol...

A fin de cuentas, jubilación se deriva de júbilo: "gozo o alegría muy intensa que se hace ostensible".