Buscar

Y sin embargo...

Querría ser de vida simple, sin complicaciones, fácil de contentar, frugal, amable, autoconsciente…

No ofensivo, no destructivo, no exasperante…, comedido, paciente, refinado, evolucionado, de pensamiento y conducta correctos…

Siempre atento a detectar el momento en que se pierde la armonía para ser capaz de anticiparme y sosegarme respirando, fijando la atención en la respiración…

Dispuesto a disminuir los defectos, a aprender, a escuchar, a compartir, con amor por el conocimiento, interesado por todas las cosas, alineado con el Universo…

No interesado, no codicioso, no envidioso, no celoso, no triste o depresivo… limpio, ligero, sencillo como un riachuelo de montaña…

Amistoso, amable con todos, con todo… no hostil ni afligido… no contaminante, no tóxico, silente como el paso de una nube…

Pausado, templado, demorado en la acción, cuidadoso, inmune a la prisa, ajeno a los estados neuróticos, invulnerable a la angustia…

Inspirado, inteligente, pletórico de energía, despierto, racional, incorruptible, tolerante, de mente abierta, de corazón amplio que lo abarque todo…

Sin añorar nunca, ajeno a la nostalgia, a los remordimientos, a la sensación asfixiante de pérdida constante… ajeno al pasado brutal que se llevó tanto…

Inocente, de mente ingenua, como un niño en una mañana azul de abril, alegre como un perro que sale al campo con su dueño, gentil, bondadoso, fuerte, valiente…

Autosuficiente, autocentrado, indiferente a las tentaciones, satisfecho de asomarme a mi propio pozo, sin necesidad de cruzar la carretera…

Fiel a las personas que me aman, incapaz de decepcionar, de traicionar, de fallar, de robar la alegría, de hacer añicos los sueños y las esperanzas de otros…

Paciente, siempre presente, disponible, dispuesto a escuchar, a comprender profundamente antes de hablar, aceptando la realidad tal cual, lo que es…

Auténtico, genuino, asertivo para decir lo justo en el momento preciso, sin agresividad pero también sin temor…

Generoso, jovial, divertido, brillante, entregado siempre a las causas nobles, en crecimiento constante…

Me gustaría saber cómo hay que vivir…

Y sin embargo…